sábado, 19 de agosto de 2017

LA HORA DE LA VERDAD

Luis Britto García

1
Lo único peor que no tener poder es tener  poder y no usarlo. Por el voto de más de ocho millones de compatriotas tenemos una Asamblea Nacional Constituyente con 545 Miembros, al parecer en su casi totalidad progresistas. La oposición dice haberse abstenido: es su derecho, pero ello no le confiere potestad para decidir como si hubiera participado.  Tendrá nuevas oportunidades: las que ella no le hubiera dado al adversario político de haber triunfado.

2
Espero que los elegidos tengan plena conciencia de la oportunidad única que se les presenta. En 2005, la mayoría de los opositores se negaron a presentar candidaturas para la Asamblea Nacional, y los pocos que se candidatearon no reunieron suficientes sufragios para ser elegidos. El resultado fue un Poder Legislativo rojo rojito, vale decir, exclusivamente con representantes de organizaciones progresistas. Tan inaudito como fue el poder que la abstención opositora confirió al bolivarianismo, fue la falta de uso que este le dio. Durante el quinquenio que dispusieron de unanimidad casi absoluta han podido sentar las bases del socialismo venezolano, ya asumido como proyecto de gobierno por Hugo Chávez Frías y reconocido en los estatutos del PSUV. Ninguno de los otros grandes problemas nacionales fue abordado tampoco, y menos resuelto. Pareciera que los debates se centraron en comadreos decorativos y cuestiones de estilo. Ante la inercia legislativa, Chávez debió continuar la práctica de normar mediante Decretos Leyes.  Nadie sabe lo que es una Asamblea Legislativa hasta que la pierde.

3
El nombre de la soberanía, como el de Dios, no debe ser invocado en vano. La actual Constituyente es un nuevo y quizá último voto de confianza de un electorado que suplica que se lo defienda de manera contundente contra una Guerra Económica que lo está devorando.  Nada sería más grave que convocar el supremo poder y obtener un prodigioso cheque en blanco para dilapilarlo en más de lo mismo, ejercicios retóricos, consagración constitucional de caprichos e intereses particulares y contrabandear normas neoliberales disfrazadas de bolivarianas. Basta de matar el tigre político y  tenerle miedo al cuero burgués. No tenemos más límite que nuestro propio atrevimiento. Estamos en la hora de la verdad: se acaba el tiempo de la mentira y el del mentiroso.

4
No hay por tanto obstáculos, pero tampoco excusas, para que la Constituyente no adopte las siguientes normas:
1.-Declaración del carácter socialista de la República Bolivariana de Venezuela, con los respectivos poderes para acrecentar y defender la propiedad social de los medios de producción en la medida de lo necesario e indispensable.
2.-Consagrar que los venezolanos somos un pueblo único e indivisible sobre un territorio indivisible y único, representados por una sola autoridad, con iguales deberes y derechos para todos,  sin que se puedan alegar privilegios hereditarios fundados en supuestas razones nobiliarias, clasistas, étnicas o culturales.
3. –Consagrar la lealtad única, exclusiva y excluyente de los nacionales hacia Venezuela.
4.- Reducir la extrema federalización, que hace a la República vulnerable a intentos caotizantes o secesionistas.
5.-Reformar los poderes en función de su eficacia, coordinación y posibilidad de solución expedita de  diferencias entre ellos.
6.- Restaurar la plenitud de la soberanía eliminando toda posibilidad de que las controversias sobre materias de interés público sean decididas por tribunales foráneos o de acuerdo con leyes extranjeras, y de que los impuestos causados en nuestro territorio se cancelen a otros Estados.
 7.- Sancionar normas que permitan la defensa del pueblo,  la Nación y del Estado en situación de Guerra Económica, Guerra de Cuarta Generación y agresión Imperial.
8.-Proscribir todo intento de excluir porciones del territorio nacional del cumplimiento de normas constitucionales, legales o reglamentarias sobre materias ecológicas, sociales, urbanísticas y laborales de alcance nacional.
9.-Reconocer y reglar las nuevas formas de organización democrática, tales como comunas, misiones, fondos zamoranos, empresas recuperadas y otras que se desarrollaren en el futuro.

Que no se escuche a ningún constituyente decir:  "¿Hablamos comos socialistas, o como lo que somos?"

Vacilar es perderse.

INAUGURAMOS PÁGINA WEB:
COMO MUCHOS DE MIS LIBROS ESTÁN AGOTADOS, CON LA INVALORABLE COLABORACIÓN DE RAFAEL PIRE CORDERO INAUGURAMOS LA  PÁGINA WEB
DONDE EL LECTOR ENCONTRARÁ LOS SIGUIENTES TÍTULOS: 
TODO EL MUNDO ES VENEZUELA/ LA CIENCIA, FUNDAMENTOS Y MÉTODO / CONCIENCIA DE AMÉRICA LATINA/ RAJATABLA/ AMÉRICA NUESTRA, INTEGRACIÓN Y REVOLUCIÓN, TOMOS  I Y 2./ DEMONIOS DEL MAR: PIRATAS Y CORSARIOS EN VENEZUELA, 1528-1727 / DICTADURA MEDIÁTICA EN VENEZUELA / LA MÁSCARA DEL PODER: DEL GENDARME NECESARIO AL DEMÓCRATA NECESARIO / LA MÁSCARA DEL PODER: DE LA CONCERTACIÓN POPULISTA A LA EXPLOSIÓN SOCIAL/ EL IMPERIO CONTRACULTURAL: DEL ROCK A LA POSTMODERNIDAD

DESCARGUE OTROS LIBROS DE LUIS BRITTO EN INTERNET:

Dictadura Mediática en Venezuela:
El Imperio Contracultural: del Rock a la Postmodernidad:
http://lhblog.nuevaradio.org/b2-img/ElImperioContracultural.pdf
La invasión paramilitar: Operación Daktari:
www.minci.gob.ve
Socialismo del Tercer Milenio:
tercer-milenio.pdf
La Ciencia: Fundamentos y Método:
http://editorialubv.files.wordpress.com/2013/05/libro-la-
ciencia-fundamentos-y-mc3a9todo.pdf
El pensamiento del Libertador: Economía y Sociedad:
La máscara del Poder:
La lengua de la Demagogia:


domingo, 13 de agosto de 2017

CONSTITUYENTE, EXPROPIACIONES, DERECHOS HUMANOS, REVOCATORIOS

LUIS BRITTO GARCÍA

Expropiaciones socialistas                                                  
Renovar la Constitución es revolucionar la sociedad.  En su discurso de aceptación de la candidatura el 1 de septiembre de 2006, Hugo Chávez Frías plantea como primera línea “la nueva `ética socialista, sin moral socialista no habría nunca revolución socialista, moral y ética, reivindicarlos y profundizar los auténticos valores socialistas humanistas, y dejar de lado las ambiciones materialistas de la riqueza”. La segunda línea propone “desarrollar un modelo productivo socialista”. Ello requiere reformar radicalmente de las normas constitucionales sobre la propiedad, como el artículo 115, que exige para la expropiación sentencia previa y pago oportuno, mientras que la Constitución de 1961 sólo requería decisión administrativa  y permitía postergar el pago mediante bonos y otros recursos. Requerir sentencia definitiva y firme del máximo tribunal y pago previo antes de la más ínfima expropiación es postergarla indefinidamente. Sin declaratoria constitucional de  propiedad social sobre  la tierra y  los grandes medios de producción no hay socialismo.

Anarquía en la Capital
El artículo 18 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela  pauta que “una ley especial establecerá la unidad políticoterritorial de la ciudad de Caracas”, pero permite que subsista la anarquía que fracciona a la capital entre dos estados, incontables municipios, 22 alcaldías con otras tantas ordenanzas contradictorias de urbanismo, finanzas, tránsito, policía, e infinitos tiranuelos aldeanos,  policías sublevadas y protectores del terrorismo. Es urgente una enmienda que coordine este caos.  La cuna del Libertador debe ser una sola unidad política, administrativa, fiscal,  territorial y urbanística, que comprenda su puerto y aeropuerto, regida por un solo alcalde.    
                                                                                                 
Democracia Protagónica y Bases Sociales
La tercera línea estratégica del discurso de aceptación de la candidatura en 2006 por Hugo Chávez Frìas comporta la adopción de la Democracia Protagónica y Revolucionaria. En la Carta Magna y en la praxis se debe desterrar la costumbre de ignorar a las bases sociales a la hora de designar candidatos,  diseñar políticas o sancionar normas.   
                                         
Tratados Internacionales contra Constitución
El artículo 23 de la Constitución dispone que “los tratados, pactos y convenciones relativos a derechos humanos, suscritos y ratificados por Venezuela, tienen jerarquía constitucional y prevalecen en el orden interno” y son “de aplicación inmediata y directa por los tribunales y demás órganos del Poder Público”. Ello supedita la  Constitución, sancionada por la mayoría del pueblo venezolano, a normas foráneas que ni siquiera fueron  votadas por los ciudadanos extranjeros de otros países. Tales tratados frecuentemente exaltan la propiedad como el supremo derecho humano, y nos someten a cortes, jueces o juntas arbitrales integradas por extranjeros. Cuando se adopte la primera medida socialista, cualquier juez nacional o de otro país podría deponer al Presidente por supuesta violación de normas de “jerarquía constitucional”. En Venezuela no hay más Constitución que la votada por el pueblo. Defenderla es defendernos.

Revocatorios
El artículo 72 de la Constitución dispone que, al llegar la mitad del período de cualquier funcionario de elección popular, un número no menor del veinte por ciento de los electores inscritos en la correspondiente circunscripción puede solicitar la convocatoria de un referendo para revocar su mandato. No parece democrático cuestionar la voluntad de la mayoría por una minoría de la quinta parte, y menos con procedimientos silvestres de recolección de firmas que no garantizan la identidad de los solicitantes ni protegen el secreto del sufragio. Es imperativa una enmienda que disponga que para convocar un revocatorio el número de electores deberá ser no menor del cuarenta por ciento, y su voluntad consignada de manera  directa y secreta  ante el Consejo Nacional Electoral, en condiciones idénticas a las de una elección regular.

PD: Una vez más las fallas de internet determinan que este blog salga tarde y sin imágenes. Esperemos que CANTV se incorpore a la era digital. }

CONSULTE TAMBIÉN: 


INAUGURAMOS PÁGINA WEB:
COMO MUCHOS DE MIS LIBROS ESTÁN AGOTADOS, CON LA INVALORABLE COLABORACIÓN DE RAFAEL PIRE CORDERO INAUGURAMOS LA  PÁGINA WEB
DONDE EL LECTOR ENCONTRARÁ LOS SIGUIENTES TÍTULOS: 
TODO EL MUNDO ES VENEZUELA/ LA CIENCIA, FUNDAMENTOS Y MÉTODO / CONCIENCIA DE AMÉRICA LATINA/ RAJATABLA/ AMÉRICA NUESTRA, INTEGRACIÓN Y REVOLUCIÓN, TOMOS  I Y 2./ DEMONIOS DEL MAR: PIRATAS Y CORSARIOS EN VENEZUELA, 1528-1727 / DICTADURA MEDIÁTICA EN VENEZUELA / LA MÁSCARA DEL PODER: DEL GENDARME NECESARIO AL DEMÓCRATA NECESARIO / LA MÁSCARA DEL PODER: DE LA CONCERTACIÓN POPULISTA A LA EXPLOSIÓN SOCIAL/ EL IMPERIO CONTRACULTURAL: DEL ROCK A LA POSTMODERNIDAD

DESCARGUE OTROS LIBROS DE LUIS BRITTO EN INTERNET:

Dictadura Mediática en Venezuela:
El Imperio Contracultural: del Rock a la Postmodernidad:
http://lhblog.nuevaradio.org/b2-img/ElImperioContracultural.pdf
La invasión paramilitar: Operación Daktari:
www.minci.gob.ve
Socialismo del Tercer Milenio:
tercer-milenio.pdf
La Ciencia: Fundamentos y Método:
http://editorialubv.files.wordpress.com/2013/05/libro-la-
ciencia-fundamentos-y-mc3a9todo.pdf
El pensamiento del Libertador: Economía y Sociedad:
La máscara del Poder:
La lengua de la Demagogia:


domingo, 6 de agosto de 2017

8.089.320

Luis Britto García

El primer boletín del Consejo Nacional Electoral que registra 8.089.320 votantes, el 41,53% del padrón electoral, a despecho de las amenazas imperiales y de una ofensiva terrorista con saldo de dos centenares de mesas electorales acosadas, prueba la vigencia de un proyecto político.

Con esta victoria el bolivarianismo confirma una vez más que no es un simple movimiento clientelar.
 
Cuando el petróleo se hundía a ocho dólares el barril y no habían arrancado las Misiones, los bolivarianos eligieron con mayorías abrumadoras y luego salvaron del golpe de Estado de 2002 y del sabotaje petrolero a  Hugo Chávez Frías.

Ahora que el propio Comandante está ausente y todos los poderes de los Imperios se confabulan contra nosotros, todavía el bolivarianismo decide el destino de Venezuela e inspira al continente.

A principios de siglo advertí que si dejábamos continuar la infiltración paramilitar, ésta intentaría impedir las movilizaciones de masas en apoyo al bolivarianismo. El 30 de julio cierra con un saldo de dos centenares de mesas de votación bajo sitio terrorista; sectores e incluso pueblos bloqueados, como el que tuvo que vadear a pie el río Torbes para llegar a los sitios para sufragar. Grupos terroristas cortaron el acceso a varias zonas del Este de la ciudad;  debí mudarme desde mi casa a un hotelito en el Centro desde el viernes 28 al lunes 31 para poder llegar a los centros de contingencia instalados en el Poliedro. Cuando la editora María Elena Rodríguez se trasladaba, lanzaron una bomba incendiaria contra la camioneta que la precedía; un ladrillo perforó el parabrisas del carro que la transportaba. La mayoría de esos ocho millones de electores pueden contar historias semejantes. Pero votaron, quizá, ante todo, para que en lugar del voto no pretenda gobernar el terror.

Una vez más la torpeza de la oposición al abstenerse en un proceso electoral entrega a los sectores progresistas un poder casi absoluto para crear normas.

No podemos dejar pasar de nuevo la oportunidad sin ejercerlo: estamos en medio de un cerco imperial externo e interno: no podemos cometer más errores por acción ni omisión.

Hasta ahora los golpes más demoledores contra el bolivarianismo han venido de quienes decían militar en sus filas: un alcalde de Caracas elegido con votos chavistas ejecutó el golpe del 11 de abril; un politiquero a quien se entregó la selección de la fracción parlamentaria de la época salió esa tarde a subastarla al mejor postor; el número de los tránsfugas, como el de los demonios, es Legión.

Para sobrevivir, debemos purgar la Constitución de las normas neoliberales  que los opositores infiltraron en el texto de 1999: otorgamiento a la inversión  extranjera de iguales condiciones que al capital nacional; supuesta primacía de los tratados de Derechos Humanos sobre la misma Constitución; posible sujeción de las controversias sobre contratos de interés público a jueces, cortes o árbitros extranjeros; obstáculos insalvables para la expropiación; autarquía de los poderes que hace insalvables sus divergencias;  federalización extrema que permite a gobernadores y alcaldes actuar sin coordinación con la República y comandar ejércitos propios;  convocatoria de revocatorios con apenas el 20% de la cifra de sufragios que eligieron al funcionario; disolución de la nacionalidad;  posibilidad de secesiones con pueblos, autoridades y territorios propios.

También, debemos preservar y perfeccionar las conquistas de la Carta Magna de 1999: propiedad de la República sobre la industria de los hidrocarburos; gratuidad de todos los niveles de la educación pública; reconocimiento de las prestaciones laborales para los trabajadores, irreversibilidad de las conquistas sociales; derecho a la información veraz y oportuna; democracia participativa y protagónica, entre muchísimas otras.

Desde 1999 hasta hoy surgen nuevas realidades que necesitan  marco institucional claro e inserción armónica con el orden jurídico vigente:  misiones, comunas, fundos zamoranos, movimientos sociales, reserva, medios libres, comunitarios y alternativos: todas las instituciones de hoy que despejan el camino hacia un mañana que ha sido proclamado como socialista. 

La Constituyente no neutralizará por si misma la ofensiva de una  Guerra de Cuarta Generación que es también  económica, social, cultural, diplomática, sicológica, mediática y paramilitar, pero define y consolida el bloque que debe librarla y posibilita crear las  normas que permitan a Venezuela ejercer el derecho de defenderse y el deber de vencer en ella. 

PD: Perdimos medio día intentando insertar en el blog fotografías que tomé de los obstáculos para cortes viales, de quienes los instalaban y de los policías locales que protegían la operación. Internet falló una vez más. Alguna vez dispondremos de una herramienta que permita divulgar la información.

CONSULTE TAMBIÉN: 


INAUGURAMOS PÁGINA WEB:
COMO MUCHOS DE MIS LIBROS ESTÁN AGOTADOS, CON LA INVALORABLE COLABORACIÓN DE RAFAEL PIRE CORDERO INAUGURAMOS LA  PÁGINA WEB
DONDE EL LECTOR ENCONTRARÁ LOS SIGUIENTES TÍTULOS: 
TODO EL MUNDO ES VENEZUELA/ LA CIENCIA, FUNDAMENTOS Y MÉTODO / CONCIENCIA DE AMÉRICA LATINA/ RAJATABLA/ AMÉRICA NUESTRA, INTEGRACIÓN Y REVOLUCIÓN, TOMOS  I Y 2./ DEMONIOS DEL MAR: PIRATAS Y CORSARIOS EN VENEZUELA, 1528-1727 / DICTADURA MEDIÁTICA EN VENEZUELA / LA MÁSCARA DEL PODER: DEL GENDARME NECESARIO AL DEMÓCRATA NECESARIO / LA MÁSCARA DEL PODER: DE LA CONCERTACIÓN POPULISTA A LA EXPLOSIÓN SOCIAL/ EL IMPERIO CONTRACULTURAL: DEL ROCK A LA POSTMODERNIDAD

DESCARGUE OTROS LIBROS DE LUIS BRITTO EN INTERNET:

Dictadura Mediática en Venezuela:
El Imperio Contracultural: del Rock a la Postmodernidad:
http://lhblog.nuevaradio.org/b2-img/ElImperioContracultural.pdf
La invasión paramilitar: Operación Daktari:
www.minci.gob.ve
Socialismo del Tercer Milenio:
tercer-milenio.pdf
La Ciencia: Fundamentos y Método:
http://editorialubv.files.wordpress.com/2013/05/libro-la-
ciencia-fundamentos-y-mc3a9todo.pdf
El pensamiento del Libertador: Economía y Sociedad:
La máscara del Poder:
La lengua de la Demagogia:



viernes, 28 de julio de 2017

INTOLERANCIA

Luis Britto García


1
El talento es independiente de la ideología; por eso el talentoso es más responsable que nadie de la  que elige. En 1915 el fracasado granjero, tendero, actor y dramaturgo  David Warck Griffith logra filmar una adaptación de la novela  The clansman del reverendo Thomás Dixon, que se presenta con el título de The birth of a Nation, el nacimiento de una Nación.  Varias cosas nacen con el desmesurado film. Es el primer largometraje: antes se creía que una película de más de una hora de duración le haría daño a los ojos. Es la primera superproducción: se reconstruyen reuniones políticas, cabalgatas, batallas. Es el primer uso sistemático del montaje en contrapunto entre acciones paralelas: la situación de peligro avanza, los rescatistas acuden a galope tendido; la damisela en apuros escapa: las tomas se alternan con las de su perseguidor. Es una de las primeras cintas abiertamente comprometida con una causa política. En este sentido, es un desastre.



2
En efecto, la cinta es  traducción visual de los prejuicios del esclavista reverendo Dixon. Representa un estadounidense Sur de Estados Unidos donde perros y gatos, amitos y esclavos conviven en amorosa armonía. Capitalistas norteños y amitas sureñas se enamoran noblemente; esclavos y abolicionistas caminan simiescamente, casi a cuatro patas. La Guerra de Secesión interrumpe tanta felicidad. Esclavos liberados pretenden  hacerse elegir para cargos representativos y enamorar blancas. Uno de los amitos discurre que si los esclavos liberados tienen miedo de los fantasmas, hay que disfrazarse con sábanas blancas, lincharlos y quemarlos vivos. El día de las elecciones, un ejército de encapuchados jinetes del Ku Klux Klan rodea las covachas de los afrodescendientes y les impide salir a votar. Ha nacido una Nación: la del Prejuicio, el Racismo, la Intolerancia. Es la muerte de la Humanidad. 



3
Esta pesadilla es también el primer gran taquillazo: no sólo costea los extravagantes gastos de producción: la concesión para distribuirla le produce a Louis B. Mayer el dinero para fundar la Metro Goldwin Mayer,  y los beneficios permiten a Griffith no ser esclavo de productores y estudios. Como  esclavo liberado, intenta también elegir. En lugar del racismo, escoge el amor. En vez del prejuicio, selecciona la tolerancia. Lo único que no puede elegir es la mediocridad. Ya en 1916 estrena Intolerancia, o el amor a través de los tiempos. Es su obra maestra definitiva.



4
A diferencia de El nacimiento de una Nación, Intolerancia no se confina en una época; abarca cuatro, que resumen la Historia Universal de la lucha del amor contra el prejuicio: la Caída de Babilonia; la Pasión de Cristo; la masacre de los protestantes en la Noche de San Bartolomé,  la condena a muerte de un dirigente obrero. No desarrolla un solo estilo narrativo, sino cuatro: el barroco onírico, la sencillez evangélica, el expresionismo, el contemporáneo realismo. El trepidante montaje alterna  acontecimientos separados por siglos: hay tomas de multitudes que duran segundos y cortes que nos saltan milenios: el cine domina todos los lugares y las épocas y los géneros en la aceptación total del fenómeno humano.



5
Así como el discurso del prejuicio enriquece a Griffith, el del amor no cubre los costos de producción y lo arruina. Pero el primero crea sólo un procedimiento; el segundo una cosmovisión que nos hace entender que todas las historias, todos los seres, todas las técnicas pueden coexistir sin destruirse. Es posible cambiar del prejuicio al humanismo.  Elijamos.



CONSULTE TAMBIÉN: 

INAUGURAMOS PÁGINA WEB:
COMO MUCHOS DE MIS LIBROS ESTÁN AGOTADOS, CON LA INVALORABLE COLABORACIÓN DE RAFAEL PIRE CORDERO INAUGURAMOS LA  PÁGINA WEB
DONDE EL LECTOR ENCONTRARÁ LOS SIGUIENTES TÍTULOS: 
TODO EL MUNDO ES VENEZUELA/ LA CIENCIA, FUNDAMENTOS Y MÉTODO / CONCIENCIA DE AMÉRICA LATINA/ RAJATABLA/ AMÉRICA NUESTRA, INTEGRACIÓN Y REVOLUCIÓN, TOMOS  I Y 2./ DEMONIOS DEL MAR: PIRATAS Y CORSARIOS EN VENEZUELA, 1528-1727 / DICTADURA MEDIÁTICA EN VENEZUELA / LA MÁSCARA DEL PODER: DEL GENDARME NECESARIO AL DEMÓCRATA NECESARIO / LA MÁSCARA DEL PODER: DE LA CONCERTACIÓN POPULISTA A LA EXPLOSIÓN SOCIAL/ EL IMPERIO CONTRACULTURAL: DEL ROCK A LA POSTMODERNIDAD

DESCARGUE OTROS LIBROS DE LUIS BRITTO EN INTERNET:

Dictadura Mediática en Venezuela:
El Imperio Contracultural: del Rock a la Postmodernidad:
http://lhblog.nuevaradio.org/b2-img/ElImperioContracultural.pdf
La invasión paramilitar: Operación Daktari:
www.minci.gob.ve
Socialismo del Tercer Milenio:
tercer-milenio.pdf
La Ciencia: Fundamentos y Método:
http://editorialubv.files.wordpress.com/2013/05/libro-la-
ciencia-fundamentos-y-mc3a9todo.pdf
El pensamiento del Libertador: Economía y Sociedad:
La máscara del Poder:
La lengua de la Demagogia:







miércoles, 26 de julio de 2017

SIMÓN BOLÍVAR TAMBIÉN VIVE EN EEUU


Publicado: 26 jul 2017 13:02 GMT
Tres analistas ofrecen a RT las razones por las que el prócer venezolano ha recibido tantos homenajes en suelo estadounidense.
Simón Bolívar también vive en EE.UU.
Simón Bolívar a caballo por Arturo Michelena.
wikipedia.org
Síguenos en Facebook
Este 24 de julio se cumplieron 234 años del nacimiento del caraqueño que lideró la revolución que daría la independencia a buena parte de América del Sur y que con suficientes méritos ganó el título de Libertador: Simón Bolívar (1783-1830).
Su historia se ha escrito, cantado y llevado al cine. Su rostro está en los billetes, su nombre en calles, avenidas, escuelas y universidades. Todas las plazas centrales de ciudades y pueblos en Venezuela tienen su rostro, su efigie o una estatua ecuestre.
Se trata de una presencia que abarca todos los espacios, como lo describió el poeta Pablo Neruda en su "Canto a Bolívar"
"Todo lleva tu nombre, padre, en nuestra morada:
tu apellido la caña levanta a la dulzura,
el estaño bolívar tiene un fulgor bolívar,
el pájaro bolívar sobre el volcán bolívar,
(…) tu herencia es el pan nuestro de cada día, padre".
Incluso, en un país con el que el Libertador jamás llegó a tener buenas relaciones, como EE.UU., su presencia es inocultable.

En suelo estadounidense

Ya desde 1819, reseña 'El Universal', se tienen registros de localidades estadounidenses dedicadas al héroe venezolano: Condado de Bolívar en Misisipi; la Península de Bolívar en Texas; la ciudad de Bolívar en Misuri y Tennessee; Bolivar Town y Bolivar Village en Nueva York; Village of Bolivar en Ohio; Bolívar en West Virginia y también en Pensilvania.
Se estima que 42 ciudades de esa nación llevan su nombre, así como puestos de bomberos, comisarías policiales, escuelas primarias, secundarias y hasta productos de consumo.
Otros dos curiosos eventos relacionados con el nombre de Simón Bolívar ocurrieron en EE.UU. Fueron recopilados por el historiador Miguel Chirinos, según una publicación del sitio Aporrea.
El primero involucra a dos militares, el general confederado Simón Bolívar Buckner (1823-1914) y el general del ejército de la Unión, Orlando Bolívar Willcox (1823-1907), quienes pelearon en lados opuestos de la guerra civil.
El segundo ocurrió en 1963 durante la presidencia de John F. Kennedy, cuando se decide bautizar la nave insignia de los submarinos nucleares como el USS Simón Bolívar. Esta se mantuvo activa hasta el 12 de febrero de 1995, luego de 32 años de servicio y 1.040 exitosas inmersiones.

Admiración

A pesar de que el paso de Bolívar "por el pensamiento republicano estadounidense es muy poco significativo, el pueblo llano de ese país siempre guardó admiración por la figura del Libertador", dijo a RT el historiador Martín Guedez.
Pero cuando se trata de Bolívar, agrega, "una cosa es la clase dominante que, en EE.UU. fue y es, rabiosamente antibolivariana y otra cosa muy diferente, el pueblo". Por eso tantas localidades le rinden tributo.

Washington y Bolívar

El escritor e intelectual venezolano Luis Britto García recordó que el Libertador "siempre tuvo sentimientos de admiración y respeto hacia George Washington, como personaje político".
Consultado por RT, relató que hace algunos años se decía que Washington aparecía en los billetes venezolanos, "porque la imagen escogida de Bolívar fue tomada de un retrato en el que posó llevando una medalla con el rostro del estadounidense".
Britto García se refiere al medallón que George Washington Parke Custis, hijastro del prócer norteamericano, envió a Simón Bolívar en 1825, como reconocimiento a su lucha de independencia.
En la parte posterior, el medallón tiene una inscripción en latín cuya traducción dice: "Este retrato del autor de la libertad en la América del Norte, lo regala su hijo adoptivo a aquel que alcanzó igual gloria en la América del Sud".
La respuesta ante ese regalo evidencia la admiración que sentía el venezolano por el norteamericano. Afirmó Bolívar luego de recibir el medallón de Washington: "Hoy he tocado con mis manos este inestimable presente. La imagen del primer bienhechor del continente de Colón (…) ofrecida por el noble vástago de esa familia inmortal era cuanto podría recompensar el más esclarecido mérito del primer hombre del universo. ¿Seré yo digno de tanta gloria? No: más la acepto con un gozo y una gratitud que llegarán, junto con los restos venerables del padre de la América, a las más remotas generaciones de mi patria. Bolívar".

Relaciones políticas

Desde el punto de vista político, Bolívar mantuvo diferencias muy serias con EE.UU., "sobre todo porque ese país contrabandeaba armas para los realistas y se negaba a venderlas a los patriotas. Además de la oposición estadounidense al Congreso Anfictiónico de Panamá", apunta Britto garcía.
Motivos por los que el Libertador escribió (1829) en carta dirigida al coronel Patricio Campbell, encargado de negocios de Inglaterra en EE.UU., una frase sobre este último país que ha trascendido los siglos:"Parecen destinados por la Providencia para plagar la América de miserias a nombre de la Libertad".

De Bolívar a Chávez

Hace un par de décadas atrás, "era más evidente el reconocimiento a la enorme importancia histórica de una figura como el prócer venezolano", indicó James Petras a RT.
Para el profesor emérito de la Universidad Binghamton de Nueva York, en su país siempre se admiró "la herencia histórica que dejó Simón Bolívar en favor de la libertad".
Pero, actualmente "hay poca expresión de reconocimiento al Libertador suramericano y abunda una propaganda antibolivariana, gracias a una derechización de la opinión pública de EE.UU.".
Petras observa que, con el triunfo electoral de Hugo Chávez, "los medios de comunicación comenzaron a demonizar a la revolución venezolana y a olvidar los grandes acontecimientos liderados por Simón Bolívar".
¿La razón? El historiador Martín Guedez considera que el cambio de actitud en algunos sectores de la nación del norte de América era previsible.
Cuando la clase dominante se apodera de un símbolo, explica Guedez, "lo usa, lo vuelven Catedral, Dios, o simple estatua. El caso más emblemático es el de Jesús de Nazaret. Pero cuando aún no está convertido en símbolo sino que es un signo de libertad, de justicia e igualdad, entonces lo crucifican. Eso hicieron con Bolívar y también lo harán con Hugo Chávez".
Ernesto J. Navarro